Avisar de contenido inadecuado

demanda agragada

{
}

DEMANDA MONETARIA

Función que expresa la cantidad de riqueza que las personas y las empresas guardan en forma de dinero, renunciando así a gastarlo en bienes y servicios o a invertirlo en otros activos.

La Demanda por una Mercancía que cumple a la vez la Función de medio de pago y de reservorio de Valor. El Dinero, en tanto medio de pago, no es demandado en realidad por sí mismo, sino como un medio para la obtención de Bienes y servicios. La naturaleza precisa de la Demanda monetaria es un tópico central de la moderna Macroeconomía, y como tal ha sido debatido ampliamente en los últimos años.

Al respecto existen dos posiciones: la del keynesianismo y la del Monetarismo. La primera de ellas sostiene que tres motivos dan origen a la Demanda monetaria:

a) existen necesidades derivadas de las transacciones que realizan los individuos y las empresas, quienes necesitan dinero para sus adquisiciones de Bienes y servicios;

b) los individuos demandan dinero guiados también por la precaución, como una forma de protegerse ante contingencias imprevistas;

c) existe un tercer motivo, el especulativo, que lleva a demandar Dinero cuando la Rentabilidad de otros activos, por ejemplo bonos o títulos, no resulta suficiente.

Cuando se calcula la Rentabilidad de los bonos deben tomarse en cuenta no sólo los pagos de intereses sino además la posibilidad de tener pérdidas o Ganancias de Capital. Si la esperada pérdida de Capital es mayor que el Ingreso por intereses el resultado neto será negativo, y los individuos preferirán retener o demandar dinero, no bonos o títulos; esto último, sin embargo, dependerá también de las Expectativas existentes.

La Teoría Cuantitativa del Dinero, en contraste con la anterior, sólo consideraba el primero de los motivos mencionados: la Necesidad de obtener Dinero con el propósito de realizar transacciones. La Demanda de dinero M, en este caso, resulta una proporción constante, k, del Ingreso Y, el cual, cuando se toma junto con el promedio de nivel de Precios, determinará el volumen de transacciones que es posible realizar.

El keynesianismo objetó esta conclusión: al postular la existencia de una Demanda monetaria que tiene sus fuentes en la precaución o la Especulación, Keynes sostuvo que la Demanda puede variar grandemente en el corto Plazo, a partir básicamente de cambios en la velocidad de circulación, afectando así directamente el nivel de los Precios.

El moderno Monetarismo, desarrollado básicamente por Milton Friedmann, parte de la Teoría Cuantitativa del Dinero de Fisher y acepta que puede haber cambios en la velocidad de circulación del Dinero en el corto plazo, pero afirma que, en el largo Plazo, tal velocidad es esencialmente constante.

Friedmann llegó a esta conclusión después de hacer un estudio empírico de la historia monetaria de los Estados Unidos, a través del cual respaldó sólidamente su posición respecto al tema. Corolarios de sus proposiciones es que la Inflación es causada por el total de la masa monetaria Disponible y que las políticas de estabilización keynesianas llevan inevitablemente a este fenómeno. No obstante, sus ideas no son aún aceptadas por todos los economistas, pues el tema continúa abierto a la discusión.

En todo caso se acepta que la Demanda de dinero no es sólo una Función del Ingreso o de las tasas de Interés vigentes, sino de la tasa de retorno de un amplio espectro de diferentes activos físicos y financieros, lo cual influye decisivamente en la demanda específica de dinero. Los individuos actúan así procurando que la tasa de retorno marginal sea igual con respecto a todos los activos físicos y financieros disponibles.

El Dinero, por lo tanto, es visto como un sustituto de cualquiera de los otros activos, y la Demanda del mismo resulta por lo tanto una Función de las tasas de retorno de todos ellos. No se trata, por lo tanto, de la comparación exclusiva con el nivel de las tasas de Interés vigentes, sino de una comparación que abarca entonces todos los activos que puedan adquirirse por el público.

Oferta y Demanda Agregada

El Modelo de Oferta y Demanda Agregada , probablemente sea el modelo macroeconómico más utilizado . Resulta muy útil para analizar la inflación, el desempleo, el crecimiento y , en general, el papel que desempeña la Política Económica.

La Demanda Agregada de una economía en un periodo dado esta determinada por el gasto total en consumo privado, el gasto publico, inversión y exportaciones netas. La curva de Demanda Agregada recoge la relación existente entre el nivel general de precios de la economía y el nivel de gasto agregado o demanda de todos los bienes y servicios de la economía. Conforme aumenta el nivel de precios , el gasto agregado será menor. Al elevarse el nivel de precios, la cantidad de bienes y servicios que puedan adquirirse con un stock determinado de dinero y de otros activos financieros disminuye. Además, un nivel de precios creciente hará que los bienes y servicios sean menos competitivos en los mercados internacionales y por lo tanto, la demanda exterior neta disminuirá. Para obtener la curva de Demanda Agregada de la Economía se requiere que el mercado de bienes y servicios, y el mercado de dinero, ambos estén en equilibrio.

Por su parte, la Oferta Agregada se define como la cantidad total de bienes y servicios que se ofrecen a la venta a los diferentes precios medios posibles. Si bien hay consenso entre los economistas con respecto a la demanda agregada, existe una dicotomía considerable en relación a la forma de la función de oferta agregada. En este trabajo se presentara las funciones de forma analítica de OA y DA no lineales y un ejercicio en Matlab, para la determinación del precio y la cantidad de equilibrio. Se analizaran un cambio en el tipo impositivo , un aumento en el gasto publico y un cambio tecnológico en la economia.

{
}
{
}

Deja tu comentario demanda agragada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre